Bonnie’s house, una casa para soñar

Hoy me gustaría enseñaros una casa para soñar, la increíble casa de Bonnie, del blog Going home to roost. Ella misma describe este antiguo granero reformado en vivienda, como el lugar más bonito y relajante en el que ha vivido nunca. Y no me extraña, ¡es la casa perfecta!

Esta casa me gusta especialmente ( a parte de por su luminosidad y estructura), por la combinación perfecta de los accesorios y la decoración sobre el fondo blanco.  Los cuidados detalles  proporcionan un ambiente acogedor y personal, usando colores alegres pero en tonos suaves, se crea una atmósfera colorista, pero a la vez, transmite sensación de tranquilidad. ¿No os apetecería sentaros en este salón con un buen libro y una taza de té?

Cada rincón de esta casa tiene un detalle especial…

Un espacio para la pintura

Un espacio para trabajar

Un espacio para la costura y el craft

El lugar reservado para cocinar y comer

El lugar para el descanso

Bonnie y su marido, también tienen un jardín en el exterior, ¡que es tan bonito como todo lo demás!

¿No os apetece mudaros ya? ;)

Anuncios

A+M: Vineyard wedding (una de mis bodas favoritas)

Me encantan las bodas, pero no esas bodas que parecen todas la misma pero con distintos novios y distintos restaurantes. Me encantan las bodas en las que los novios dan algo más y plasman su personalidad por todas partes, eso, creo que es lo que realmente hace a un evento especial, sea del estilo que sea, ya sea algo muy sencillo o más sofisticado, lo bonito está en cuidar el detalle, en personalizar y en pensar en nuestros invitados desde el principio hasta el final.

No podía dejar de empezar esta sección, con otra boda que no fuera la de Audree y Matt. Me ha costado un poco recuperar las imágenes, porque esta boda sucedió hace un año, pero desde que la descubrí, me tiene robado el corazón. Me parece, sin duda, una de las decoraciones más maravillosas que haya visto nunca.

Y es que de esta boda con un toque vintage y aire romántico ¡me gusta todo!

La mesa de los refrescos, con limonada y té helado, algo que seguro que todos los invitados agradecieron en una boda veraniega y al aire libre.

Los barriles de vino hacen de soporte a la mesa y aportan un toque rústico y muy natural.

Alquilaron algunas piezas de mobiliario vintage, las sacaron al jardín y crearon un ambiente así de especial.

Una mesa perfecta con tonos dorados, vajillas desparejadas, flores silvestres, arañas de techo colgando de los árboles ( iluminando de verdad)…

Sandalias para pies cansados y chales por si refresca..

Y por supuesto, ¡la mesa de los dulces!

¿no os gustaría haber asistido a esta boda?;)

Boda descubierta vía 1oo Layer Cake.